Consejos financieros y educacion financiera Ecuador
¿Se puede ahorrar en tiempos de crisis? ¡Haz un

consumo responsable

y consciente!
¿Se puede ahorrar en tiempos de crisis?¡Haz un consumo responsable y consciente!
El 31 de octubre se celebró el Día Mundial del Ahorro, una fecha importante para empezar a implementar este hábito en la vida de niños, jóvenes y adultos. Esta práctica es una de las herramientas más recomendables al momento de manejar las finanzas personales de forma responsable. El ahorro ofrece varios beneficios a mediano y largo plazo. Sin embargo, lo más importante es que brinda tranquilidad en momentos de crisis.
La pandemia del covid-19 trajo consigo una crisis humanitaria en muchos países y una crisis económica global. La paralización de la economía dejó a millones de personas en el desempleo. Otros tantos vieron cómo sus negocios se iban a la quiebra, mientras que otros se quedaron con la incertidumbre de por cuánto tiempo más tendrían estabilidad. Muchas familias debieron recurrir a sus ahorros para subsistir. Otras tantas desearon haber contado con este alivio. Y es que los ahorros pueden ser un salvavidas cuando la situación económica de un hogar se complica.
El ahorro es clave en la

educación financiera

El ahorro es una de las prácticas más saludables en la economía familiar y debe ser un hábito que se mantenga incluso en épocas de crisis. Probablemente ahorrar es una de las últimas prioridades cuando las familias se enfrentan a una crisis. Sin embargo, el ahorro es clave para recuperar la estabilidad incluso más rápido de lo planificado. Asimismo, el realizarlo permite asegurar el futuro de las familias.
Consejos para

ahorrar en tiempos de crisis

El ahorro es clave en la educación financiera
Para lograr ahorrar en una crisis económica se debe empezar por tener un presupuesto claro para la emergencia. La American University sostiene que un primer paso para ahorrar es definir los ingresos (salarios, pago de acreedores, negocios, inversiones, etc.). En una siguiente etapa, se debe identificar los gastos como alimentación, vivienda, educación, transporte y servicios básicos. Una vez cubiertos los consumos esenciales, se puede definir un plan de ahorro para el hogar.
El segundo paso es empezar a reducir gastos, incluyendo pagos recurrentes si es necesario. Es importante que las familias hagan un inventario de sus gastos. Deberán identificar todos aquellos que no son “necesarios” para que la familia pueda vivir. Esto les permitirá decidir qué gastos pueden recortar y de dónde saldrá el dinero para su fondo de ahorro.
Algunos gastos innecesarios pueden ser los cafés que se compran de camino al trabajo o en la cafetería de la oficina. También se puede cambiar el uso de un vehículo por transporte público. Cuando sea posible, lleve el almuerzo al trabajo en lugar de comprarlo en un restaurante. Reduzca las salidas a comer y los pedidos a domicilio. Finalmente, un buen consejo es eliminar las suscripciones a plataformas digitales y mantener únicamente las más utilizadas.
Cuide la

economía del hogar

con el ahorro
Se trata de tener un consumo responsable y consciente para que cada ingreso que se tenga pueda estar destinado a salir de la crisis financiera o a apoyar el pago de deudas. En el presupuesto familiar también se debe detallar qué deudas se van a pagar primero. Esto permitirá que la familia tenga un plan claro y estructurado que guíe sus decisiones.
Al sumar todos los gastos no esenciales se puede ahorrar una cantidad considerable cada mes. Para lograrlo la clave es el compromiso de todos los miembros del hogar y la motivación de saber exactamente cuál será la recompensa del sacrificio temporal. También puede ser necesario organizar los pagos que se realizan de forma mensual: reducir el plan de datos, buscar opciones de financiamiento de deudas, entre otros. Cuando no es posible sostener el nivel de pagos que se tenía, es mejor buscar alternativas con las instituciones financieras para poder acceder a planes de pago más flexibles antes de caer en mora. Si esto llega a suceder el récord crediticio de los usuarios se verá afectado y empezarán a acumular más intereses.
Hay otras recomendaciones para sacar el mayor provecho al ahorro. Una opción es utilizar una cuentas de ahorro programado que generen intereses más atractivos o fondos de inversión. Esto debe analizarse con cuidado, ya que el ahorro programado y los fondos de inversión requieren un compromiso de ahorro fijo mensual. En estos casos las personas deben analizar si podrán cumplir con su compromiso durante la crisis financiera. Es importante estudiar todas las opciones que ofrecen las instituciones financieras.
También hay que evitar el sobreendeudamiento. Si bien una crisis económica puede obligar a las familias a recurrir al endeudamiento para subsistir, es imprescindible que éste sea el último recurso. El endeudamiento no hará sino frenar la recuperación económica y puede causar un mayor impacto a largo plazo. Se pueden buscar alternativas para generar ingresos adicionales a partir de una venta de garaje, un emprendimiento o incluso la venta de algún bien.
Contáctate con Crisfe
Finalmente, nunca es tarde para empezar a aprender educación financiera. Hoy en día existen artículos y herramientas que permiten a niños, jóvenes y adultos conocer más sobre cómo manejar sus finanzas de forma responsable con el fin de que sus nuevos hábitos financieros les permitan crecer.
El Programa de Educación Financiera de la Fundación Crisfe está diseñado para ayudar a los usuarios a generar hábitos financieros adecuados y a tomar decisiones que estén alineadas con sus metas a futuro. En su portal virtual se puede encontrar contenido que incluye juegos, historietas, videos, cursos, simuladores de crédito, inversión, ahorro, presupuesto familiar y personal.

También te puede interesar

7 razones para ahorrar y conseguir tu libertad financiera
Descubre ya 7 razones para ahorrar y conseguir tu

libertad financiera

. Planifica el 2022
Evalúa el estado de tus finanzas con esta guía
5 maneras en las que puedes darle un buen uso a tu

décimo tercer sueldo