undefined
Consejos financieros y educacion financiera Ecuador
Descubre la importancia del Día Mundial del Ahorro
Importancia del día mundial del ahorro
El mundo celebra el ahorro y reconoce un día para hacerlo desde hace casi 100 años, durante el primer Congreso Internacional de Cajas de Ahorros, en Milán, Italia. En ese momento, el motivo era alentar a la gente a ahorrar dinero y restaurar la confianza del público en los bancos, que se perdió después de la Primera Guerra Mundial.
A través de los años, el objetivo común detrás de la celebración del día, es promover la importancia del ahorro. Y cuando hablamos de esto, seguramente, lo primero que viene a nuestra mente es el ahorro económico, ¿verdad? Comencemos por ahí:

Educación Financiera para Adultos

Ahorrar dinero es una lección que aprendimos primero de nuestros padres o cuidadores en nuestra niñez y, depende de la experiencia, nuestro hábito se consolidó o eliminó en la juventud. En todo caso, se puede pensar que el ahorro es como un formador de conducta, una forma de disciplina en nuestra vida.
El ahorro económico te sirve, entre mil razones, para que puedas cumplir proyectos, como estudiar una carrera universitaria o un posgrado; viajar a otro país; adquirir una computadora o un electrodoméstico, entre otros. También te permite tener dinero en el caso de que tengas que afrontar un problema imprevisto, como una enfermedad, perder el empleo o una calamidad doméstica.
Ahora bien, este dinero ahorrado no debe estar bajo el colchón de tu casa. Lo óptimo es que acudas a una entidad financiera, sea un banco o una cooperativa, y abras una cuenta de ahorro. Además, lo importante es que la institución financiera te pagará una cantidad llamada tasa de interés pasiva para que mantengas tus recursos depositados.
Y entonces, te has preguntado: ¿estoy en capacidad de ahorrar? Para responder esta interrogante, sigue estos cuatro pasos:
4

consejos financieros

  1. Identifica tus metas a futuro: entre más tangibles sean mejor, pues tendrás con mayor claridad tu objetivo a seguir y cuál plan debes emplear para conseguirlo.
  2. Revisa tus gastos e identifica la cantidad que puedes ahorrar cada mes y hazlo. Ese dinero, con el tiempo y disciplina, crecerá y te será útil cuando lo requieras. Recuerda: es un hábito, no importa la cantidad, sino la constancia y disciplina. Lo que puedes hacer es fijarte una meta a corto, mediano y largo plazo que requieran de una inversión, la cual debes conseguir con el ahorro.
  3. Abre una cuenta de ahorros y deposita allí el dinero que destinas para el ahorro.
  4. Toma en cuenta las diferentes opciones de ahorro que te brindan las entidades financieras. Por ejemplo, existen cuentas programadas para fines específicos. Esto te ayudará mucho a hacer con ese dinero “como si no existiera”.
Ahora que has comprendido la importancia del ahorro de tus ingresos económicos, es necesario replantearnos el concepto de ahorro como tal, ya que no solo puedes ahorrar dinero sino muchas cosas más.
En la práctica y, sin distinción del tipo, ahorrar significa usar los recursos de una manera inteligente y cuidadosa para que no terminemos extinguiéndose todo de una vez. Realmente, es muy posible que la mayoría de las personas nunca piensen en el ahorro. Según un estudio de la Red de Instituciones Financieras de Desarrollo (RFD), realizado sobre la base de información proporcionada por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el 62% de la población no sabe ahorrar.
Crea una economía familiar con Programas de educación financiera
A continuación, te dejamos 10

formas de ahorrar

que no solo tiene que ver con dinero:
  1. La luz importa. No abuses de la calefacción y el aire acondicionado. La temperatura ideal para tu hogar no debe sobrepasar los 22 grados centígrados. Piensa que, por cada grado adicional, tu consumo de luz aumenta entre un 5% y 10%. Además, apaga las luces que no estés usando de manera estricta; cada centavo cuenta.
  2. Usa electrodomésticos más eficientes. Fíjate que en sus etiquetas se detalle Clase A y en cuantas más cruces tenga, mejor. Los mejores son A+++ porque a la larga nos permite ahorrar energía.
  3. Llama solo cuando sea necesario. No, no me malentiendas. No digo que no te comuniques, sino que ahora tienes varias alternativas por Internet que te permite conversar sin la necesidad de consumir los paquetes tradicionales de las operadoras.
  4. Planifica tu

    gasto mensual

    . Una forma clave de ahorrar es saber con exactitud a dónde se dirige tu dinero así sabrás cómo gestionarlo sin olvidos.
  5. No compres por impulso. Cuando estés enfrente de un mostrador pregúntate si realmente es necesario.
  6. Ahorra en la cocina. Práctica ciertas acciones que evitan un consumo excesivo. Por ejemplo, usa sartenes del tamaño de la hornilla, evitarás que se desperdicie el calor.
  7. No uses solamente el vehículo. Evalúa a donde te quieres dirigir y mira si es buena opción ir caminando o en bicicleta; menos consumo de gasolina.
  8. Second hand. No solo está de moda, sino que realmente sirve. Esta opción aplica para ropa, libros y otros insumos de interés.
  9. Reutiliza y crea una

    economía familiar

    . Considera la opción de comprar artículos reutilizables. Algunas opciones son las baterías o pilas recargables y, por supuesto, las bolsas para la compra.
  10. No tires, repáralo. En general estamos bastante mal acostumbrados a no reparar las cosas cuando se nos rompen y muchas veces directamente las desechamos y compramos otras nuevas. A veces no queda otra, pero en ocasiones nos equivocamos ya que podrían tener arreglo. Si es algo que cuesta bastante dinero o a lo que le tienes especial cariño, te recomendamos que busques un profesional que te lo arregle, aunque creas que no, todavía los hay, e Internet nos lo pone más fácil que nunca para encontrarlos.

Programas de educación financiera

También te puede interesar

Organizaciones financieras promueven el Día de la Educación Financiera
¿Por qué se celebra el Día de la Educación Financiera?