Consejos financieros y educacion financiera Ecuador

Salir de tus deudas

es posible, te explicamos cómo.
Salir de tus deudas es posible, te explicamos cómo
Las deudas pueden llegar en cualquier momento. En muchas ocasiones por la falta de liquidez nos vemos obligados a endeudarnos y, muchas veces, no dimensionamos el monto total de la deuda.
¿Cuáles son las más comunes que evitan una

salud financiera

?
Te lo explicamos:
  • Existen las deudas que son garantizadas, es decir, se refieren a un endeudamiento por un crédito hipotecario o prendario donde la propiedad es la misma garantía y en el caso de que no se cumpla con el pago, la institución financiera o casa comercial que otorgó el préstamo hace valida la ejecución de garantía y la toma para recuperar parte del crédito otorgado.
  • También hay las que no son garantizadas, donde además de la acumulación de intereses, se pueden aplicar medidas legales; el efecto inmediato de no cancelación de éstas deudas es una disminución de la calificación en el Buró de Crédito.
  • Otro tipo de deuda es una deuda mala, aquella que se adquiere para consumos de alimentos, para salir de vacaciones, para darse un gustito, para cancelar deudas pendientes, algo que no genere ingresos adicionales e incrementa el monto de tus deudas.
  • Por último, la deuda buena es una que adquiriste con el fin de invertirla en un negocio o en inversiones que te dejarán rendimientos, por lo que tendrás dinero para pagar tu deuda.
Logra una

independencia financiera

Hay algunos métodos financieros que puedes aplicar porque guiarán tu intención hasta convertirla en realidad.
  • Método bola de nieve. Con el método bola de nieve comenzarás a pagar primero la deuda con el saldo más pequeño que tengas en tu registro. Identifica esta deuda y paga la cuota mensual, sin importar si es un crédito o si es el monto total de la cuota. Si tienes otras deudas, paga los mínimos para no afectar tu historial crediticio. Lo importante es que dediques tus esfuerzos a pagar primero una deuda y luego vas por las otras, de la misma manera.
  • Método avalancha. Con este método, te enfocas en pagar primero aquella deuda que tenga los intereses más altos. Lo que se busca es reducir el monto total de la deuda para no generar más intereses. Eso sí, sin dejar a un lado la cancelación de las demás deudas .
Ahora sí, cuál es el paso a paso para pagar las deudas.
  • Analiza cuánto debes y los

    gastos de hogar

    . Lo peor que puedes hacer es no tener claro cuál es tu deuda total ni a qué instituciones o personas debes. Lo más recomendable en estos casos es anotar todas tus deudas, así como los pagos que realizas como abono.
  • Realiza un presupuesto mensual en el que destines una parte al pago de tus deudas. Te sugerimos hacer un presupuesto que detalle tus ingresos y gastos, considerando siempre las deudas. Además, hazlo los primeros días de cada mes para que utilices el dinero de tu trabajo para hacer estos pagos de manera inmediata. Un error frecuente es tener el presupuesto a destiempo; no permite cumplir con los objetivos porque el dinero puede gastarse en cosas del día a día.
  • Calcula un pago fijo o mínimo a tu deuda para no generar más intereses. Define qué mecanismo financiero quieres usar al momento de pagar tus deudas. No hagas pagos impulsivos, con la idea de cumplir. Siéntate a revisar cada una de tus deudas; en el caso de las tarjetas de créditos revisa todo el estado de cuenta, los intereses, así como en otros créditos, la tabla de amortización, cuotas, tiempos y demás. Así haces un pago inteligente y no impulsivo.
  • Evita solicitar un préstamo para pagar la deuda actual. Uno de los errores más comunes, pero entendible por la situación, es recurrir a otros préstamos para pagar las deudas actuales. En este caso, si no lo puedes evitar, al menos te recomendamos que analices las tasas de intereses y te plantees diferentes escenarios que te permitan tomar la mejor decisión.
Paso a paso para pagar las deudas con Educación Financiera
Recuerda que existen tres formas de pagar deudas:
Consolidación.
Consiste en unir todos los pasivos en una sola cuenta. Debes acudir a la institución financiera, exponer la situación y elegir un crédito que alcance a pagar el total de las deudas que se han contraído. Antes de decidirse por este producto, como deudor deberá comparar al menos tres instituciones financieras, conocer las condiciones como:tasa de interés, plazo, monto de la cuota, costos adicionales del crédito, seguros y otras comisiones.
Si se decide por una consolidación de deudas debe hacerse el compromiso de no adquirir deudas adicionales hasta cancelar la totalidad de ésta deuda.
Reestructuración.
Para hacer una reestructuración de tu crédito deberás ir directamente con tu institución financiera y exponer cuál es el motivo de tu atraso o por qué no puedes continuar pagando en las mismas condiciones.. Si ya registras atrasos en las mensualidades, es probable que la institución financiera te busque automáticamente para conocer tu situación y ver estrategias para que puedas cumplir con tu compromiso financiero. Lo ideal es que si tu situación financiera cambia y no puedes cancelar la deuda tu notifiques éste percance a tu ejecutivo.
La institución financiera evaluará tu capacidad económica, revisará tu capacidad de pago, tu historal crediticio y antes de correr el riesgo que decidas no pagarle, evaluará por ajustar las condiciones de tu crédito como plazo, tasa de interés, monto de la cuota a pagar. “El adeudo puede disminuir drásticamente si el pago se hace en una sola exhibición o la tasa de interés puede reducirse si el plazo de pago se extiende”, afirma el académico de la EBC.
Sin embargo, es importante indicar al cliente o deudor que al reestructurar un crédito, sí dejará una marca en su historial del buró de crédito, a pesar de ser liquidada la operación y reestructurada por un crédito totalmente nuevo.
Reparación.
Es el último paso que deben dar los deudores y va dirigido a personas que ya no pueden pagar ni el saldo mínimo de sus créditos y los intereses se han convertido en una bola de nieve casi imposible de detener. Las reparadoras de crédito son empresas que ofrecen al deudor un modelo de ahorro en el que mensualmente deposita una cantidad menor al pago mínimo que tenía que realizar a la institución financiera durante uno o dos años.
El dinero ahorrado servirá para que, al término de ese tiempo, la reparadora de crédito negocie con la institución financiera alguna oferta de descuento y realice el pago. El descuento que las reparadoras pueden conseguir con las instituciones financieras para los deudores es en promedio de hasta el 70% de la deuda. A cambio, la reparadora cobrará al deudor una comisión mensual y otra cuando se termine de pagar la deuda.
Cultura Financiera
Estamos seguros que alguna opción será la más adecuada para tu situación y favor de tu cultura financiera. Estamos seguros también que al hacer el último pago tu vida se verá mejor, tu familia, tus preocupaciones. ¡A comenzar de cero… otra vez!

También te puede interesar

10ª edición de la Semana Mundial del Dinero
10ª edición de la

Semana Mundial del Dinero

Conoce cómo evitar robos y fraudes electrónicos
Conoce cómo

evitar robos y fraudes electrónicos