Día mundial del ahorro

Día mundial del ahorro

Autor: Karina Díaz Coba – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

¿Sabías que el 31 de octubre se celebra el día mundial del ahorro?

En octubre de 1924 se reunió el primer Congreso Internacional del Ahorro, en la ciudad de Milán – Italia, éste congreso tuvo varias jornadas de reflexión y debate sobre la realidad económica de las familias, la organización y legislación de las cajas de ahorro, punto central del análisis fue hablar sobre el ahorro monetario y no monetario, al cierre del congreso el profesor Fillippo Ravizza institucionalizó el 31 de Octubre como día mundial del ahorro.

En Europa hablar de ahorro no era un tema nuevo, ya en 1921 España dedicó un día para su celebración, sin embargo luego de su institucionalización se empezaron a desarrollar actividades de difusión y promoción del ahorro, actividades que estuvieron lideradas por las cajas de ahorro, colectivos de niños, mujeres, entre otros.

Una de las actividades más representativas en el período 1928 -1935 fueron los Himnos del Ahorro que llegaron a difundirse en distintas emisoras del mundo.

En 1960 la Confederación Española de Ahorro y Crédito CECA convocó al primer concurso para contar con un afiche que represente el ahorro,  del diseño ganador se distribuyeron a nivel mundial 29.000 afiches.

Un reto importante de la época y que sigue vigente, es lograr que en las instituciones educativas de Ecuador, se integre en la malla curricular la cátedra de Educación Financiera a fin de generar hábitos de ahorro, consumo responsable, entre otros.

Fundación CRISFE celebra el día del ahorro compartiendo algunos consejos para mejorar tu Cultura de Ahorro.

Para ello es necesario que tomes la decisión de ahorrar en lugar de consumir,  como el principio clave de administración del dinero.

 

¿Crees que el uso indiscriminado de energía eléctrica afecta al medio ambiente y a tu bolsillo?

De acuerdo a los datos que presenta el Banco Mundial, analizando de forma sencilla dos variables, crecimiento poblacional mundial y crecimiento de consumo de energía eléctrica per cápita, en un horizonte de tiempo del año 1971 al año 2014, la población ha crecido en un 97,66%, mientras que el uso de energía eléctrica en un 160,88%, lo que está incidiendo de forma negativa en el deterioro del medio ambiente.

Si bien el uso de la energía eléctrica contribuye en el desarrollo de un mejor estilo de vida en la población, es importante tomar algunas medidas de uso responsable que permitan satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos futuros.

Para ello Fundación CRISFE te invita a que desde los hogares contribuyamos en la sostenibilidad del medio ambiente, para lo cual te sugiere:

  • Sustituye los focos tradicionales de tu hogar por luces led, tienen una vida útil de hasta 100.000 horas, un bajo consumo de energía eléctrica, sumado a su alta iluminación. 
  • Aprovecha el uso de luz natural manteniendo abiertas cortinas y ventanas.
  • Evita el uso de aire acondicionado y calefacción, si lo haces identifica el área donde lo requieres.
  • Utiliza la lavadora al 100% de su capacidad instalada, siempre carga llena.
  • Mantén el congelador sin escarcha, para ello descongélalo con cierta frecuencia.
  • Garantiza que las puertas del refrigerador están bien cerradas.
  • No guardes en el congelador alimentos muy calientes, consumen mayor energía.
  • Innova con el uso de energía eólica o solar.
  • Pinta las paredes de los diferentes ambientes de tu hogar con colores claros, así necesitas menos uso de energía eléctrica.
  • No planches en horas pico 06:00 – 09:00 y de 19:00 a 21:00, en ese horario se consume más energía eléctrica.
  • Calienta tus alimentos en la estufa, que el microondas sea la última opción.
  • Desconecta los electrodomésticos si no los estás utilizando.

 

¿Qué puedes hacer para celebrar éste día?

  • Elabora un diagnóstico de cómo estás utilizando la energía eléctrica en función de tus hábitos de consumo.
  • Revisa como estás aprovechando la luz natural.
  • Enlista actividades creativas que contribuyan en el ahorro.

 

Comprométete a ahorrar, de forma constante.

¡Beneficia al medio ambiente!

¡Beneficia a tus finanzas!