Alternativas para cancelar tus deudas con el Sistema Financiero

La emergencia sanitaria que atraviesa el país, ha afectado de forma directa en la economía de las familias ecuatorianas, siendo uno de los impactos el no contar con el dinero suficiente para cumplir con obligaciones contraídas con anterioridad con el sistema financiero.

Ante ésta realidad, la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera emitió el 22 de marzo las resoluciones 568-2020-F y 569-2020-F, con el propósito de que las instituciones del Sistema Financiero como: Bancos, Cooperativas de ahorro y crédito, Mutualistas alivien temporalmente a los deudores sus compromisos financieros a través de un diferimiento extraordinario de sus obligaciones financieras.

Como deudor tienes 4 alternativas para gestionar tus deudas, mismas que te explicamos de forma muy sencilla:

  1. Acogerte al diferimiento dado por tu institución financiera el cual consiste en prorrogar el pago de por lo menos dos cuotas de capital e intereses que hayan vencido a partir del 16 de marzo de 2020. Es decir si la última cuota de pago de tu obligación financiera vencía en agosto 2020, y no pudiste cancelar las cuotas de los meses de marzo y abril; tu obligación financiera queda diferida en dos meses y vencerá en octubre del año 2020. Sin que ésta demora genere intereses o costos adicionales.

 

  1. Refinanciar tu deuda, lo indispensable es evaluar tu nueva capacidad de pago, con ello cuentas con el insumo para  proponer a la institución financiera cambios en las condiciones de cancelación por las debilidades temporales que tienes en tu liquidez, tu propuesta puede sugerir pagos de cuotas fijas o variables, en función de la periodicidad con la cual vas generar ingresos. De forma previa debes revisar y proyectar tu presupuesto y flujo de efectivo.

 

  1. Reestructurar tu deuda: si tu liquidez está sufriendo disminuciones muy fuertes, solicitar a la institución financiera un cambio en las condiciones del crédito es la mejor alternativa. Es un buen momento para consolidar todas las deudas pendientes que tienes en la entidad, de tal forma que tomes un solo compromiso financiero que estés en capacidad de cumplir.

 

  1. Novación o renovación de una deuda pendiente de pago es importante realizarla si tú has cancelado un monto superior al 50% de la deuda y consideras que una inyección de dinero puede reactivar y fortalecer la generación de ingresos futuros. Puedes gestionar con tu institución financiera una nueva operación crediticia con nuevas condiciones referentes a monto, plazo, tasa de interés u otra.  Pues la novación extingue a tu deuda actual.

RECUERDA:  

Gestionar de forma oportuna tu deuda es tu responsabilidad; puede cambiar tu situación financiera pero no debe alterar tu voluntad de pago para honrar tus compromisos financieros. 

Contacta a través de canales digitales a tu asesor de crédito y encuentra la mejor alternativa.