EL TRUEQUE, UNA ECONOMÍA COLABORATIVA

Una de las consecuencias de la crisis sanitaria en las finanzas familiares es la reducción de ingresos,  cada día varios hogares enfrentan la disminución o ausencia de dinero.

Si bien para algunos el fondo de ahorro  fue su salvavidas, el tiempo para mantenerse a flote es limitado.

Hacer frente a la crisis financiera no es una tarea sencilla, es necesario satisfacer necesidades básicas personales y familiares de forma creativa. Una de ellas es el TRUEQUE. 

¿Qué es el trueque?

Es una estrategia de autogestión comunitaria a través del intercambio de bienes, servicios o saberes; con lo cual se consigue satisfacer algunas necesidades eliminando el uso de la moneda.

El trueque está vigente desde los años 70   en la que se distinguen dos vertientes:

- La anglosajona, centrada sobre el concepto de organizaciones non profit (sin fines de lucro) u organizaciones de bien público (charity organizatios).

- La francófona que surge en América Latina, que tiene como referentes el concepto de Economía Social proveniente del siglo XIX y el pensamiento utópico. Distingue en su interior cooperativas, asociaciones, mutuales y fundaciones (Herrera Gomez, 1998)

Una experiencia representativa en nuestro país del trueque o cambeo es la manifestación cultural que se practica en la Sierra Norte, en el centro poblado del cantón Pimampiro, los días viernes y sábado anteriores al domingo de Ramos; convoca a más de cuatro mil personas de distintas procedencias, edades, grupos étnicos, condición socio-económica; en éste espacio intercambian en su mayoría productos agropecuarios. Esta actividad goza del reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial Nacional.[1]

El valor de los bienes, productos o saberes en el trueque, parte de las coincidencias de satisfacer necesidades inmediatas entre dos o más actores, donde prima la solidaridad.

Una experiencia de trueque en la emergencia:

En mayo 2020: en la ciudad de Quito Michelle Ortiz nos brinda su testimonio en el cual señala que vende quintales de arroz, llegó a un acuerdo para adquirir una impresora con su amigo que vende artículos tecnológicos. Al no disponer de dinero Michelle consiguió la impresora y a cambio entregó varios quintales de arroz.

Recuerda:

En la economía del trueque el sistema monetario desaparece, lo que se intercambia son bienes, productos y saberes.