Claves para que el regreso a clases no afecte tu bolsillo

 

Quito, agosto de 2020. La pandemia provocada por el Covid-19 ha alterado el día a día de los estudiantes de todo el mundo. En Ecuador, según datos del Ministerio de Educación, alrededor de 4.374.799 alumnos y alumnas han tenido que interrumpir sus clases presenciales como medida para frenar la expansión del coronavirus.

Desde el inicio de la pandemia, universidades, centros educativos y formativos han adaptado las clases presenciales a plataformas digitales. Así, los docentes y estudiantes, con o sin destreza previa en enseñanza en línea, se han visto inmersos en clases virtuales para dar continuidad a los estudios.

En los hogares la planificación financiera de regreso a clases es un verdadero desafío, pues requiere una adaptación y cambio en los comportamientos de consumo adaptados a la nueva realidad, donde quedan de lado los uniformes y ciertos materiales educativos físicos.

A continuación, Fundación CRISFE comparte algunos consejos para que los padres de familia y estudiantes aprovechen esta modalidad de estudio en el regreso a clases y planifiquen los recursos para implementarlos.

¿Cómo prepararte para la entrada a clases de tus hijos?

  • Crea horarios que ayuden a los estudiantes a cumplir metas y compromisos académicos y, también a desarrollar actividades dentro del hogar.
  • Antes del inicio del año escolar, los estudiantes pueden reforzar el conocimiento en cursos virtuales gratuitos.
  • Selecciona un espacio adecuado para estudiar. Debe ser en un ambiente iluminado, limpio y ordenado que propicie la concentración.
  • Realiza actividades de evaluación de conocimientos, así podrás evaluar los aprendizajes alcanzados en cada materia y refrescar los mismos. 
  • Entrega a tus hijos una libreta de notas específica para registrar en cada clase las preguntas y dudas que se hayan generado, así aprovechará mejor el tiempo de su clase virtual y aprenderá más.