10 consejos de seguridad para utilizar tarjetas bancarias en internet

Si bien el uso de tarjetas de crédito y débito está disminuyendo a nivel global, se pronostica que mantendrán su fortaleza en el eCommerce y la aumentarán en el punto de venta. En Latinoamérica, los pagos en efectivo representan el 58 % del gasto en el punto de venta (PDV), la persistencia del efectivo es el reflejo de una gran franja poblacional con acceso nulo o limitado a los servicios bancarios, una penetración limitada de la recepción de pagos electrónicos en el PDV, comisiones bancarias elevadas para los consumidores y preocupación constante por el fraude, según FIS Worldpay 2020 Global Payments Report.

Por este motivo, es indispensable conocer las medidas de seguridad adecuadas para el uso de tarjetas bancarias y prevenir estafas, pues con esta modalidad de pago se expone información sensible.

Aunque hay multitud de modus operandi, Fundación CRISFE ofrece 10 consejos que anulan el 98% de tipos de fraude habituales, que son aquellos que se aprovechan de la víctima por confiar en una fuente que no es fiable:

 

  1. Desconfía de ofertas sorprendentes o exageradas: si suena demasiado bien, lo más probable es que sea un engaño.
  2. Antes de comprar en línea, investiga la página web o a la empresa. Busca opiniones o referencias.
  3. Si recibes una oferta a través de WhatsApp, SMS, email, un anuncio en una red social o una ventana emergente, no ingreses por el enlace. Accede directamente desde el navegador a la empresa que ofrece ese producto y servicio para informarte y, si estás interesado aplica a la oferta.
  4. Nunca ingreses a una ventana emergente con una oferta, multa o premio. Si ingresas puedes instalarse un programa malicioso que podría acceder a tu información para realizar un robo, fraude o estafa.
  5. Duda de cualquier enlace que no sea "https://...", ya que eso implica que no dispone decertificado digital confiable.
  6. Siempre que sea posible, compra en páginas web de empresas de ámbito nacional. La mayoría de los fraudes y las estafas se producen en empresas extranjeras a las que resultará muy difícil reclamar o denunciar e incluso investigar. Comprueba de dónde es la empresa en los "Términos y Condiciones" o en el "Aviso legal" que suele estar a pie de página.
  7. No introduzcas datos personales o bancarios utilizando un wifi público gratuito o abierto. Realiza las transacciones financieras desde una conexión segura a Internet, si es posible de tu titularidad y a la cual solo tú tengas acceso.
  8. Paga desde un dispositivo seguro: que tenga las últimas actualizaciones del sistema operativo y conantivirus y firewall activado.
  9. Procura realizar pagos usando una tarjeta bancaria, la mayoría de los bancos tienen un seguro de fraude.
  10. Si sospechas de un intento de fraude, informa rápidamente a la institución financiera con la cual trabajas y a la policía para que lo investigue y evite que otras personas caigan en la estafa.