Sistema financiero ecuatoriano

El sistema financiero ecuatoriano es un conjunto de instituciones financieras públicas y privadas: Bancos, Sociedades financieras, Mutualistas y Cooperativas de ahorro y crédito, el mismo tiene como fin canalizar el ahorro de las personas. Por medio de esta canalización es posible el desarrollo de la actividad económica de; producir y consumir. Cada una de estas entidades cumplen una función diferente, por lo que es importante conocer su rol dentro del sistema financiero. Así podrá conocer qué entidad es la adecuada para ahorrar o solicitar un crédito.

¿Por qué es importante el sistema financiero?

El sistema financiero es uno de los pilares básicos de cualquier economía que pretenda definirse como desarrollada. No en vano, es el mecanismo que pone en contacto a los ahorradores con los demandantes de fondos y, por tanto, permite trasladar las decisiones de ahorro a las de inversión.

Conceptos básicos

Banco: Es una institución que se encarga de cuidar el dinero que es entregado por los clientes y a la vez utiliza parte del dinero entregado para dar préstamos cobrando una tasa de interés.

Sociedad financiera: Es una institución que tiene como objetivo intervenir en el mercado de capitales y otorgar créditos para financiar producción, construcción, adquisición y venta de bienes a mediano y largo plazo.

Cooperativas de ahorro y crédito: Es la unión de un grupo de personas para ayudarse a alcanzar sus necesidades financieras. La cooperativa no está formada por clientes sino por socios, ya que cada persona posee una pequeña participación dentro de ésta.

Mutualistas: Es la unión de personas con el fin de apoyarse los unos a los otros para solventar necesidades financieras. Generalmente las mutualistas invierten en el mercado inmobiliario. Al igual que las cooperativas de ahorro y crédito, están formadas por socios.

¿Cómo se regula el sistema financiero?

Cada una de las instituciones financieras están reguladas de acuerdo a las leyes de cada país, en el Ecuador, el Banco Central define la política financiera a la que se regirá el país. La Junta Bancaria es la encargada de dictar las normas a las cuales se deben regir los Bancos, mientras que la supervisión y control es realizada por la Superintendencia de Bancos y Seguros. Las cooperativas de ahorro y crédito son reguladas por la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

Cuando quiera depositar su dinero o pedir un crédito, no olvide que las únicas entidades que pueden ofrecerle productos y servicios financieros, son las autorizadas por la Superintendencia de Bancos y Seguros y la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.