A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MADRE

 Autor: Karina Díaz Coba – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Conoces la historia del día de la madre?

El día de la madre tiene sus raíces como una celebración religiosa que data del XVII, donde la conmemoración se hacía en honor a la Iglesia Madre, donde cada persona fue bautizada.
De forma posterior en la antigua Grecia la celebración se hacía a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.
Los Romanos bautizaron ésta celebración religiosa como La Hilaria, festejándose cada 15 de marzo.
Con la llegada del Cristianismo, la celebración se transformó en una fiesta en honor a la Madre de Dios, esto es, a la Virgen María, la madre de Jesús.
En el año 1600 empezó a festejarse el denominado Domingo de las Madres, en el cual los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras.
En 1870 en Boston – Estados Unidos,  la activista Julia Ward Howe organizó una celebración religiosa en la que participaron madres de familia víctimas de la guerra de secesión o guerra civil americana, como un llamado a la paz y el desarme.
En 1908 Anna Reeves Jarvis, ama de casa, intenta dotar de oficialidad a ésta conmemoración, la fecha elegida fue el segundo domingo de mayo, fecha en la que falleció su madre dos años atrás.
En 1914 el Presidente de Estados Unidos Thomas Woodrow Wilson convirtió el “Día de la Madre” en una celebración oficial.

 

¿Cuál fue el espíritu de ésta celebración?

El espíritu fue visibilizar todas las cualidades, virtudes y aportes de las madres, como la expresión máxima del amor de Dios, en la contribución de un desarrollo humano integral.

¿Qué cambio radical sufrió la celebración?

El día de la madre se fue convirtiendo de forma paulatina en una celebración de carácter comercial, por lo que su impulsora Anna Reeves Jarvis en un reportaje poco antes de morir mencionó su arrepentimiento por haber impulsado el Día de la Madre.

 

¿Cómo puedes rescatar el espíritu del “Día de la Madre”, sin afectar a tus finanzas?

Fundación CRISFE pone a tu disposición algunos consejos:

Si eres adulto:

  • Regálale a tu madre un tiempo valioso en el cual puedas expresarle tus sentimientos de amor y respeto.
  • Realiza un collage de fotos o recuerdos que pongan a tu madre a revivir aquellos momentos que compartió contigo, con el objetivo de fortalecer tus capacidades.
  • Dialoga de forma abierta, y cuéntale tus sueños, aspiraciones, retos y escucha de forma atenta sus sabios consejos.

Si eres adolescente:

  • Por éste día olvídate del celular y las redes sociales, comparte con tu madre todas las actividades, incluso aquellas que te parecen incómodas.
  • Realiza un compromiso que te lleve a una vida armónica con tu madre en el día a día.

Si eres niño:

  • Has las tareas de casa que en función a tu edad estés en capacidad de desarrollarlas

  

La parte comercial ha quedado de lado

Tus finanzas no se han visto afectadas

HAS RESCATADO EL ESPÍRITU DE ÉSTA CELEBRACIÓN